Lula tiene posibilidades reales de ser secretario general de la ONU

Está configurándose en el Consejo de Seguridad de la ONU una situación bastante particular que posibilitaría la elección del expresidente brasileño para el cargo; electo, Lula sería el primer líder popular mundial institucional de la historia, pues tendría el cargo más importante de la ONU y expresiva legitimidad popular global.

Foto: Ricardo Stuckert/Instituto Lula

Foto: Ricardo Stuckert/Instituto Lula

Para analizar las posibilidades de que Lula sea electo secretario general de la ONU, primero hay que saber cómo se elige a la persona para este cargo. El mecanismo es básicamente que el Consejo de Seguridad de la ONU debe indicar un nombre y la Asamblea General de la ONU debe aprobarlo. El Consejo de Seguridad de la ONU tiene 15 miembros, de los cuales los cinco miembros permanentes (Estados Unidos, China, Rusia, Reino Unido y Francia) tienen derecho a veto. Con relación a una candidatura de Lula, en la práctica esto significa que la clave para su elección sería que ningún miembro del Consejo de Seguridad vetara su nombre, pues numéricamente, tanto entre los 15 países del Consejo de Seguridad como en la Asamblea General de la ONU, Lula difícilmente no consiguiría aprobación.

El mandato del actual secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, va hasta el final de 2016. De esta forma, la elección formal de quien va a sucederlo ocurrirá a mediados de 2016, dentro de aproximadamente 1 año y medio. El mandato es de 5 años renovables por más 5, pues a pesar de formalmente no haber un límite de mandatos consecutivos, el límite de dos mandatos es una tradición muy fuerte con relación al cargo. De esta forma, los próximos 10 años del cargo más importante de la ONU pueden estar en juego, y en este caso, incluso 1 año y medio antes de la decisión final, las negociaciones con relación a las candidaturas ya están ocurriendo con relativa intensidad.

Si el desafío principal de la eventual candidatura de Lula es que no haya el veto de ninguno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, hay que analizar las condiciones políticas de cada uno de estos cinco miembros. Es en este punto que está la gran particularidad de este momento histórico que favorece la elección de Lula. En Estados Unidos, es Barack Obama, del Partido Demócrata, y no un presidente del Partido Republicano, que será el jefe de Estado del país durante todo el proceso de negociación y elección. En Francia, es François Hollande, del Partido Socialista, que en 2012 venció a Nicolas Sarkozy y terminó con 17 años seguidos en que los conservadores estuvieron en la presidencia del país, que será el jefe de Estado en el proceso. En el Reino Unido, habrá elecciones generales en mayo de 2015, y el favorito para ser electo primer ministro es el actual líder del Partido Laborista, Ed Miliband, que disputará el cargo con el actual primer ministro del Partido Conservador, David Cameron. Si Miliband vence, estará en el cargo desde un año antes de la elección del próximo secretario general de la ONU, o sea, será el liderazgo decisivo del Reino Unido con relación a la posición de este país. En Rusia, el presidente durante todo el proceso será Vladimir Putin, que muy difícilmente vetaría el nombre de Lula, no sólo por la cuestión de los BRICS, sino también por cuestiones geopolíticas todavía más amplias. Con relación a China, el nombre de Lula atendería a requisitos importantes del país, como el aumento de la inserción de China en la economía mundial a través de las alianzas globales que el país está estableciendo con países de todos los continentes, incluso fuertemente Latinoamérica y África.

¿Y cuál es la importancia de ser secretario general de la ONU? Hoy día, hay diversos temas de enorme importancia que por su naturaleza necesitan una instancia global de administración, porque afectan necesariamente a todos de una forma intensamente difusa e interrelacionada. Como ejemplo puedo mencionar tres asuntos, importantísimos. La preservación del medio ambiente (dentro de la cual se incluye el calentamiento global) la gestión del armamento nuclear (que tiene el potencial de destruir a la civilización humana) y la administración de Internet (por la exponencial interconexión que genera entre las poblaciones de los países). El mundo necesita una ONU que cumpla con su necesario papel, y por eso un secretario general que la haga funcionar con legitimidad popular y poder institucional relativamente efectivo es fundamental en este momento de la historia.

¿Y cuál sería el camino concreto más efectivo para que Lula sea electo secretario general de la ONU en 2016? Obviamente, el propio Lula tendría que aceptar candidatearse. La única posibilidad de que esto ocurra me parece que es la formación de un movimiento mundial alrededor de su nombre compuesto de dos vertientes esenciales: 1) la formación y divulgación de una lista de más de 100 jefes de Estado y de gobierno del mundo apoyando la elección de Lula como el próximo secretario general de la ONU. 2) la expresión, organización y articulación popular en todo el mundo, especialmente en Internet y particularmente en las redes sociales, espacios en que los pueblos de la Tierra podrán comunicarse y organizarse más eficazmente para ayudar a poner en el principal cargo de la institución que es el embrión del país Planeta Tierra a una persona que ya comprobó que es capaz de volverse el primer líder genuinamente mundial de la historia de este pálido punto azul de nuestra galaxia. Haga clic aquí para volverse un colaborador financiero del culturapolitica.info.

Uma ideia sobre “Lula tiene posibilidades reales de ser secretario general de la ONU

Os comentários estão fechados.